¿Tienes identidad digital?

Lo importante son los cables...

... y no hablo de #wikileaks.

¿Cómo explicar que la identidad digital de las marcas, productos o personas es responsabilidad propia y no podemos "dejarlo" en manos de "extraños"? ¿Cómo ser coherente y ofrecer la experiencia en comunicación, en planes de comunicación, y no sólo lanzar mensajes a través de cuentas de otros?

La diferencia entre identidad digital y publicidad online, a priori, parece clara, pero en el contexto real de las marcas (sean personales o comerciales) no lo parece tanto. A la hora de trabajar con ambos aspectos en los mercados comunicativos todavía los usos se superponen y equivocan.

Entonces... ¿qué tienen que ver los cables en todo esto? Preguntémosle a Telefónica...

Telefónica viene a nuestra empresa, nos pregunta qué necesitamos o nos ayuda a saberlo, nos instala los cables y nos ofrece un teléfono. Es decir, nos da la línea por la que comunicarnos.

Igualmente, los profesionales dedicados a la Identidad Digital, intentan conocernos, nos preguntan, entienden lo que necesitamos y nos ofrecen un plan adecuado de comunicación en Internet (canales, públicos, mensajes...). Es decir, nos da las bases para comunicarnos.

¿Y después qué?

Telefónica se va. No nos deja a un operador que levante el teléfono por nosotros cada vez que suene... y es más... ¿permitiríamos a un empleado ajeno a nuestra empresa que fuese el filtro de todas nuestras llamadas? (call centers aparte, entiéndanme, aunque sobre el marketing telefónico también hay mucho que decir).

Sin embargo, parece no ocurrir lo mismo con los profesionales de la identidad. ¿Cómo puede un externo responder a clientes que no le son propios? ¿sabe realmente todo lo que está sucediendo en la empresa sin estar en ella? Y diferenciemos de nuevo: una cosa es la acción concreta, la campaña de comunicación con objetivos puntuales (lanzamiento de producto, creación de un evento, campaña publicitaria de transmisión de valores... por ejemplo) y otra es el día a día de la comunicación de la marca.

¿La clave? El cable. Dejar una buena instalación realizada desde el primer trabajo. ¿En términos de identidad digital? El manual de identidad digital. Un documento completo sobre la identidad digital de la marca (lo que ya hacemos alrededor del diseño gráfico) que puede hasta asemejarse al ideario de la empresa, ya que traslada on, lo que la empresa es off.

¿Significa que tras esto tanto Telefónica como los profesionales de Identidad desaparecen? Nada más alejado de la realidad. En términos de Identidad la relación es más parecida al de un asesor de comunicación... ¿o acaso las agencias de publicidad tradicionales o estudios de diseño gráfico desaparecen tras hacer la identidad gráfica? La relación cambia, pero ambos se mantienen (y este tema da para otro post mucho más completo).

Lo importante son los cables, lo importante son las bases comunicativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias!