¿Tienes identidad digital?

Identidad digital: rompe algunos mitos para empezar

Cuando intentamos crear nuestra identidad digital es necesario derribar algunas ideas preconcebidas que podamos tener de lo que estamos viendo y viviendo en los entornos sociales.

"No tengo tiempo"
Es una de las primeras ideas que se vienen a la mente de los no usuarios activos de la Red. Cierto es que  hay que invertir un tiempo inicial para establecer los espacios sociales en los que estaremos presentes, personalizarlos, buscar perfiles que nos interesen, establecer una red de contactos... pero una vez que comencemos a andar es una cuestión de hábito.
Igual que nada más encender el ordenador abrimos el mail ¿por qué no abrir nuestro Twitter, Facebook o LinkedIn? En el fondo es crear un hábito de nuestra presencia en la web social del mismo modo que encendemos la luz al entrar a una habitación.
¿Por qué no poner en valor lo que hacemos cada día?

"Seguro que a nadie le interesa lo que puedo contar"
Todo depende de qué y cómo lo comentemos. Ya se sabe 'para gustos los colores' y para personas, más personas. Tanto si definimos nuestra identidad a través de nuestro trabajo, de nuestras aficiones o de ambas siempre hay personas interesadas en todo lo que podamos comunicar, en lo que conversemos y en lo que compartamos.
Somos diferentes, pero a la vez tan iguales...

"¿Y eso va a funcionar?"
¿Funcionar para qué? Esa es la primera pregunta que debemos hacernos ante nuestra presencia online. ¿Qué pretendemos? ¿Qué queremos conseguir? ¿Qué deseamos comunicar? Según nuestros objetivos podremos comenzar a definir qué lograremos con nuestra comunicación digital, de la misma manera que lo hacemos en la comunicación convencional, en las reuniones de networking, en los congresos y eventos...
Por supuesto, con objetivos realistas, medibles y claros, sin metas imposibles o ajenas a lo que somos como personas o profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias!